jueves, 26 de julio de 2012

Maratón Disney: Fantasía

Canon de Clásico Disney: 3
Título original: Fantasia
Dirección: James Algar, Samuel Armstrong, Ford Beebe, Norman Ferguson, Jim Handley, T. Hee, Wilfred Jackson, Hamilton Luske, Bill Roberts

Reparto: Deems Taylor (narrador), Leopold Stokowski, Walt Disney (Mickey Mouse), Paul J. Smith (violinista), Julietta Novis (solista Ave Maria), James McDonald (percusionista)
Música:  J. S. Bach, P. Tchaikovski, P. Dukas, I. Stravinski, L. V. Beethoven, A. Ponchielli, M. Moussorgski, F. Schubert
Año: 1940
Género: Animación. Fantasía. Musical
Duración: 124 min. aprox.
Premios: Óscar honorífico a Leopold Stokowski (por la música de Fantasía), Óscar honorífico a Walt Disney, William Garity, John N. A. Hawkins y la empresa RCA (por la utilización del sonido en Fantasía)


Sinopsis
Se trata de una película-concierto, consistente en secuencias animadas independientes entre sí que, al contrario de lo que suele suceder, acompañan a la música. En Fantasía la orquesta Sinfónica de Philadelphia, bajo la batuta de Leopold Stokowski, interpreta obras de Bach, Ponchielli, Beethoven, Dukas,  Tchaikovsky y Schubert entre otros.

Comentario
Hay que reconocer que Disney realizó con Fantasía una apuesta muy arriesgada, pues, para haber realizado solamente dos largometrajes previos, es un cambio radical; de hecho, Walt Disney no obtuvo el éxito esperado en su momento. Fue su sobrino Roy Edward Disney, quien, años después y no sin esfuerzo, consiguió una secuela para este filme: Fantasía 2000.

Toccata y Fuga, J. S. Bach
Estamos acostumbrados a ver una secuencia cinematográfica acompañada de una música, pero en Fantasía es todo lo contrario; los dibujantes de la factoría Disney se inspiraron y crearon unas animaciones que acompañarían a las músicas seleccionadas para la película. Se trata de un largometraje para “ver música y escuchar imágenes”. No en vano fue el propio Stokowski quien propuso el título de Fantasía tomado de una forma de composición musical. Al tratarse de ocho secuencias independientes entre sí, las vamos a comentar también de forma independiente.

La obra comienza con la Toccata y fuga en re menor de J. S. Bach a modo de calentamiento, pues consiste primeramente en un juego constante de luces, sombras y colores, primero con el director y luego con los músicos, para más tarde contemplar una serie de imágenes abstractas moviéndose al ritmo de la melodía que escuchamos. La pieza originalmente está compuesta para órgano, pero aquí nos encontramos con una adaptación orquestal del propio Stokowski.

El Cascanueces, P. Tchaikovski
A continuación llega el turno de Piotr Tchaikovski con seis piezas seleccionadas, en orden cambiado, de su celebérrimo ballet El cascanueces. Es una animación más centrada en elementos naturales, con diversas especies animales. Quizá unas de las partes más divertidas sean la Danza china y la Danza rusa, bailadas por champiñones y flores respectivamente, pero sin duda la parte más elegante corresponde al Vals de las flores, con patinaje sobre hielo incorporado, danzando al son de la transición del otoño al invierno.

El aprendiz de brujo, P. Dukas
Posiblemente la parte más famosa de Fantasía es la que acompaña a la obra de Paul Dukas, El aprendiz de brujo, que, de hecho, es la única escena donde aparece un viejo conocido, Mickey Mouse, haciendo de aprendiz del mago Yen Sid (que, por cierto, es Disney al revés). Antes de concebir la película-concierto Walt Disney quería desarrollar un corto cuyo protagonista fuera el simpático ratón, por lo que acudió al director Stokowski para que le pusiera música. Fue a raíz de este encuentro que surgió la idea de Fantasía. La trama fue desarrollada por el escritor griego Luciano y, siglos más tarde, por Goethe, cuya composición tituló Der Zauberlehrling, poema en el que se basó Dukas para crear su famosa composición. Fue así como los dibujantes de Disney trabajaron en esta historia poniendo como protagonista a Mickey, aunque, curiosamente, él no fue la primera opción, sino Mudito, uno de los siete enanitos de Blancanieves, pero como Mickey nació como un personaje polifacético y por aquél entonces estaba perdiendo cierto protagonismo, acabó haciéndose con el papel. Resulta bastante graciosa a la vez que intimidante la mirada que el mago le dedica a su aprendiz una vez que ha solucionado el problema con el agua y las escobas, recibiendo Mickey un escobazo de su maestro como castigo.

La consagración de la primavera, I. Stravinski
Quizá La consagración de la primavera, de Igor Stravinski, tanto por la música como por las imágenes que la acompañan, se nos antoja un poco dura para un público infantil. De hecho, en nuestra infancia esta escena y la del final las pasábamos de largo por su macabro contenido. Musicalmente hablando estamos ante un ballet de pleno siglo XX, lleno de disonancias y altibajos tonales, con fuertes golpes de violín y vientos que la hacen una obra no apta para oídos inexpertos. De la misma forma son algo crudas las imágenes de dinosaurios luchando por su supervivencia, ya sea defendiéndose de la incisiva dentadura de un tiranosaurio rex o a lo largo de un desesperante éxodo por el desierto en el que van cayendo como moscas debido al sofocante calor y la escasez de alimentos. Los propios realizadores fueron conscientes de la crudeza de esta parte, por lo que decidieron colocarla justo antes del descanso y dar unos momentos de alivio al público. Para relajar un poco el ambiente agregaron la secuencia de La banda sonora, una delgada línea que mostrará al público visualmente los distintos sonidos de los instrumentos que componen la orquesta.

Sinfonía nº 6 "Pastoral", L. V. Beethoven
Continuamos ahora con una pieza bucólica de Ludwig van Beethoven, su Sinfonía nº 6 “La Pastoral”, aunque en un principio la música seleccionada para esta parte pertenecía a Gabriel Pierné, su Cydalise et le chèvre-pied. Los dibujantes, de hecho, prepararon la animación para esta pieza, pero luego, no convencidos, optaron por cambiarla. Se llegó a pensar en encargar al propio Stravinski una obra para tal efecto, pero al final se decantaron por Beethoven, a pesar de que Leopold Stokowski opinaba que eso sería estropear una maravillosa sinfonía; por contra, Walt Disney aprobó sobremanera esta opción, afirmando que gracias a Fantasía, concretamente a esta parte, la música beethoveniana podría llegar a un amplio público que hasta el momento la desconociera. Mientras escuchamos la Pastoral vemos breves historias ambientadas en la Grecia mitológica, en la que los dibujantes se toman ciertas libertades. La escena de los centauros resulta bastante empalagosa y forzada, pues muy fácilmente encuentran su correspondiente media naranja. Pero resulta bastante agradable ver a todos bailando en la vendimia y reconociendo personajes mitológicos tales como Apolo, Zeus, Hefesto, Artemisa, Nix e Iris.

La danza de las horas, A. Ponchielli
Posiblemente la parte más divertida de la obra, tanto por la música como por la escena, sea La danza de las horas, de Amilcare Ponchielli. En la animación vemos animales antropomórficos que representan un momento determinado del día: los avestruces representan la mañana; los hipopótamos, el mediodía; los elefantes, la tarde; los caimanes, la noche. Desde el despertar de los avestruces hasta el baile final del hipopótamo con el caimán se nos asoma una continua sonrisa entrecortada por unas cuantas carcajadas. Como curiosidad diremos que el dibujante de las elefantas repetiría en el siguiente clásico con Dumbo. En este caso la elección de la música es muy adecuada para el público infantil y el no tan infantil, y todos los personajes que aparecen son a cada cual más simpático y divertido.

Una noche en el monte pelado, M. Moussorgski
La película concluye con la yuxtaposición de dos obras, Una noche en el monte pelado, de Modest Moussorgski, y el Ave María de Franz Schubert. Ambas partes se han creado para contraponer el bien y el mal, aunque éste último tiene una animación y caracteres más dramáticos y atractivos que el primero. La primera parte es una pieza tenebrosa, tensa e inquietante; la segunda, mucho más relajada, suave y tranquila. Estos mismos rasgos son aplicables a los personajes y figuras que aparecen en la animación. Hay que decir que Chernabog es una criatura realmente pavorosa, aunque los seres demoníacos que lo acompañan tampoco se quedan cortos. Como hemos mencionado anteriormente, de pequeños solíamos pasar estas escenas para evitar pesadillas nocturnas, pues incluso la constante tranquilidad que acompaña al Ave María produce paradójicamente cierta inquietud en nuestros cuerpos.

Ave Maria, F. Schubert
Pasando a la realización de la película, se necesitaron tres largos años y un centenar de trabajadores para crear Fantasía. Para la grabación de la música Walt Disney quiso hacerla por partes, es decir, grabó en cuatro pistas diferentes grupos de instrumentos orquestales con el fin de poder escuchar la música en estéreo. Llamaron a este efecto Fantasound. Pero en aquella época muy pocos cines disponían de este sistema, ya que necesitaban en la misma sala un total de hasta ochenta altavoces, por lo que fue el propio Walt Disney quien se dedicó a distribuir la película en una gira nacional por las principales ciudades de Estados Unidos. Pero estas circunstancias conllevaban mucho tiempo y, por supuesto, mucho dinero, de manera que Irvin Ludwig fundó la distribuidora de la cinematográfica Disney: Buena Vista.
.
Mickey Mouse y Leopold Stokowski
Deems Taylor era un crítico musical y presentador de radio que colaboró en la creación de esta película, quien además se encargó de presentar cada pieza a lo largo de la cinta. Pero más tarde decidieron eliminar sus apariciones ya que había recibido muchas críticas por soso y aburrido. Con esta exclusión fue como conocimos nosotros esta película, con una agradable y amenizante voz en off que sustituía a dicho presentador en el doblaje castellano. Cuál fue nuestra sorpresa cuando, años más tarde, nos encontramos con que estas escenas eliminadas han vuelto a ser parte del filme en la edición de DVD. Estamos totalmente de acuerdo con las críticas que Deems recibió en su época, cuyo redoblaje en español tampoco ayuda mucho.

A pesar de que, como a todo el mundo, nos pueden gustar más unas partes que otras, nos parece genial la idea de la película-concierto, pues es una manera de que los más pequeños conozcan célebres piezas musicales mientras disfrutan viendo dibujos animados.

Nota: 6/10.

Más Clásicos Disney pinchando aquí.



8 comentarios:

Ningaka dijo...

¡Hola! Después de leer de qué va, la película no me llama mucho la atención para verla actualmente aunque seguro que la música será fantástica.
¡Saludos!

Café de Menta dijo...

¡Hola, guapa! Lo de la película, por lo menos las versiones de Stokowski son agradables, que luego hay otros directores que se cargan las piezas musicales. Posiblemente te guste más Fantasía 2000, está mucho mejor que su antecesora; ya hablaremos de ella en otra entrada, pero si quieres ir calentando motores podrías verla, es más entretenida. Un abrazo!!

Ningaka dijo...

Café de Menta: ¡Hola! Muchas gracias por la recomendación pero quiero ver diversas películas antes por eso digo que de momento no creo que las vea. Eso sí, leeré la reseña cuando la colguéis para ver si me llama más la atención. ¡Un abrazo!

Café de Menta dijo...

¡Muchas gracias, guapa! La reseña tardará en llegar porque esa película es del 2000 y vamos todavía por 1940!! Pero bueno, prometemos no tardar 60 años hasta llegar a su reseña, jajaja. Un abrazo!!

jota-chan dijo...

La ví hace tiempo y no estaba mal pero no es una película que me chifle, mi parto favorita es la de Mickey aprendiz de brujo :D

Café de Menta dijo...

La verdad es que no es de las mejores de Disney, pero como le dije a Ningaka, Fantasía 2000 le da mil vueltas a la primera, a nosotros por lo menos nos gustó más.
Muchas gracias por pasarte, jota-chan!!
Un abrazo!!

belldandy18 dijo...

La vi varias veces de pequeña y tienes mucha razón en todo. Recuerdo que me daba muy mal rollo la parte de los dinosaurios de pequeña. La última no tanto al "ganar el bien" al final. Hace tiempo que no la veo, pero sé que me gustaba mucho en líneas generales =) Buena reseña, me has descubierto muchas cositas que no sabía ^__^

Café de Menta dijo...

Me alegra que te haya gustado, belldandy!! Yo sigo pensando que Fantasía 2000 le da mil vueltas a ésta, creo que los de Disney se lo curraron mucho más. Ya tendrá su reseña.
Muchas gracias por pasarte, guapa!!
Un abrazo!!