jueves, 13 de septiembre de 2012

Somos chicos de menta

Autora: Wataru Yoshizumi
Editorial: Planeta
Título original: Minto na bokura
Año publicación (España): 2004-2005
Número de tomos: 6
Género: Shôjo. Romance. 

Sinopsis
Suele pasar que muchos gemelos están muy apegados el uno al otro, y el caso de Noel y María no es diferente, hasta que María decide matricularse en un internado por estar cerca de su entrenador de baloncesto, del que se ha enamorado. Noel no puede soportar la separación de su gemela y decide matricularse en el mismo centro que ella. ¿La pega? Sólo hay plazas libres para chicas. Compinchado con la directora del internado y usando una peluca, Noel se hace pasar por una chica para intentar convencer a María de que vuelva al mismo instituto de antes, pero la tarea no va a ser fácil, ni por parte de María, que no da su brazo a torcer, ni por la del propio Noel, ya que su secreto corre cierto peligro...

Comentario
De nuevo volvemos con un manga de Wataru Yoshizumi, donde su estilo característico es notable a cada página que leemos. Pero, desde mi punto de vista, no es uno de sus mejores mangas, ya que la historia es demasiado surrealista. Para empezar cuesta trabajo creer que la directora de un centro acepte matricular a un chico que se haga pasar por el sexo femenino, y algunas situaciones parecen un tanto forzadas para crear algo más de trama, como la aparición de Daisuke y Karin, antiguos amigos compinchados para enamorar a los gemelos. Pero hay que decir que muchas situaciones son divertidas y, en cuanto a tema amoroso, y no podía ser menos en una obra de Yoshizumi, algo enredadas. Muchos triángulos amorosos, desamores y antiguos amores, mucho amor por todas partes.

En cuanto a los personajes debo decir que Noel, protagonista indiscutible de la historia, cae bastante simpático y se hace querer, pero desde luego mi favorito es Sasa. Quizá, sin él, Somos chicos de menta no tendría esa chispa que la hace agradable y divertida. Kurihara también da su toque de humor al manga, pero no tanto como cuando Noel y Sasa aparecen juntos. Por otro lado, la historia de Miyu es bastante predecible, y, aparte de personajes forzados como Akira, una ex-novia cuya situación es más que previsible, y los mencionados Daisuke y Karin, me sobra María, aunque sea el eje de la historia de Noel, no deja de disgustarme este personaje hasta la saciedad, una niña enamoradiza, mimada y caprichosa cuyas decisiones afectan a los de su alrededor sin que aparentemente le importe.

Por lo que respecta al dibujo, es muy agradable de ver, como todos los dibujos de Yoshizumi, aunque se nota cierta mejoría con respecto a, por ejemplo, Quartet Game. Pero, como pasa siempre, no podemos evitar ver en ellos a algunos del inolvidable Marmalade Boy.

En definitiva, un manga lleno de humor y mucho más de amor y desamor imprescindible para cualquier fan de la autora de Marmalade Boy.

Nota: 7/10.





12 comentarios:

jota-chan dijo...

A mi la verdad es que este shojo me encanta, es muy divertido, no se hace nada pesado y tiene un dibujo estupendo. Los protagonistas me cayeron bien al momento y a mi la verdad es que no me sobró ningún personaje.
Muy buena reseña!!

Café de Menta dijo...

Muchas gracias, Jota-Chan!!
A ver si para el próximo no dejo pasar tanto tiempo.
Un abrazo!!

Bambú dijo...

Un manga típico pero muy mono, a mi me resultó muy ameno. Obviamente, no le llega a la altura de Marmalade Boy, pero a los amantes del shojo, seguro que les gusta ^^

Café de Menta dijo...

Eso siempre, es de lo mejorcito que he leído de shojo, pero no de Yoshizumi. Marmalade Boy es ya un clásico difícil de superar, al menos para mí.
Muchas gracias por tu comentario, guapa!!
Un abrazo!!

belldandy18 dijo...

A mí no me gustó en su momento, pero tal vez por coleccionismo de Wataru me lo debería volver a hacer y ahora puede que cambie de opinión un poco. Pero me pasa como a ti, la historia me parece demasiado chorra y hay demasiados personajes (para lo que son las obras de esta autora) que me caen nadamás que regular ^^U

Café de Menta dijo...

Te puede pasar como a mí, que tras una segunda lectura puede que cambien de opinión (la mayoría de las veces para mal, jajaja. XD).
Si lo vuelves a leer ya nos contarás qué te pareció esta vez.
Muchas gracias por tu comentario!!
Un abrazo!!

Saru dijo...

Qué recuerdos!! Me gustó mucho en su momento, no sé qué pensaría ahora, pero recuerdo los ratos divertidos leyendo a Noel y sus rabietas para estar siempre con su hermana xD eso si, creo que un par de capis más no hubieran hecho daño a nadie...

Café de Menta dijo...

Estoy de acuerdo, un par de capítulos más habrían estado bien para completar definitivamente la historia de Noel y Sasa.
Muchas gracias por tu comentario!!
Un abrazo!!

Ningaka dijo...

Parecerá raro pero no he leído nada de Wataru Yoshizumi. Este manga me llamaba la atención para empezar y parece entretenido aunque como sin duda el más conocido es Marmalade Boy, quizás acabe leyendo este último primero.
¡Gracias por la reseña! ¡Un abrazo!

Café de Menta dijo...

Empieces con el que empieces, si te gusta uno, te gustan todos, porque Yoshizumi, tanto en shojo como en josei, tiene un estilo muy marcado. Ya nos contarás con cuál empezaste y qué te pareció.
Muchas gracias por tu comentario!!
Un abrazo!!

Isabel dijo...

¡Hola!
Este manga me gustó cuando lo leí en su día... Era fácil de leer, una historia simple con personajes simpáticos. El dibujo está muy bien, Wataru ha evolucionado de una forma que me gusta bastante. Y algo tendrá que tener cuando hemos comprado todas las obras que han publicado en España.
Por cierto, Ultramaniac y solamente tú me gustaron mucho, quizá porque son más adultas que Somos chicos de menta, pero aún son historias simples

Café de Menta dijo...

Sí que es verdad que su dibujo ha ido evolucionando, más adelante publicaré más reseñas sobre esta mangaka que me gusta tanto.

Muchas gracias por tu comentario!!

Un abrazo!!