miércoles, 26 de septiembre de 2012

Maratón Disney: Los tres caballeros


Canon de Clásico Disney: 7
Título original: The three caballeros
Dirección: Norman Ferguson, Clyde Geronimi, Jack Kinney,Harold Young, Bill Roberts
Reparto (doblaje): Aurora Miranda, Carmen Molina, Sterling Holloway, Clarence Nash, José Oliveira, Joaquín Garay
Música: Paul J. Smith, Ed Plumb, Charles Wolcott
Año: 1944
Género: Animación. Documental
Duración: 71 min. aprox. 
Premios: Nominación al Óscar a la mejor banda sonora; nominación al Óscar al mejor sonido.
Sinopsis
El pato Donald recibe, por el día de su cumpleaños, un paquete procedente de Sudamérica. En él encontrará varios regalos en forma de películas, viajes y otras sorpresas. Cada uno de estos regalos representa un pequeño sketch dedicado a tratar brevemente alguna región del continente con un breve corto relacionado.

Comentario
De nuevo nos encontramos ante un clásico que se acerca más a un documental que a una película, al igual que pasa con Saludos amigos. La única diferencia en cuanto al enfoque es que, en lugar de ser narrado por una voz en off como en ésta última, la trama de Los tres caballeros va discurriendo a través del personaje del pato Donald y de los regalos que va recibiendo. Aquí ya hay un punto a favor, pues a muy poca gente no le resulta simpático este pato, a pesar de que sea casi imposible entender una palabra de lo que dice (quizá el lector lo sepa, pero aprovechamos para comentar que el motivo de que sea tan ininteligible es que es doblado por Clarence Nash, su voz original, en todos los idiomas; imagino que si yo doblara algo al checo no sonaría demasiado claro).

Este largometraje comienza y acaba bien, pero tiene una parte central algo tediosa. La escena inicial, tras la presentación, con Polo, el pingüino friolero, es graciosa y prometedora, pero luego, a modo de representación de la cultura gaucha, nos ofrecen un sainete protagonizado por un niño y un burro volador, parte que ni vemos entretenida ni con demasiado sentido para tratar el espíritu argentino. Además, al narrador de esta parte no se entiende tampoco casi nada (entre Donald, este narrador y el loro José Carioca hablando brasileño la película en general resulta complicadísima de seguir en cuanto a los diálogos).

La aparición de José Carioca destacando los encantos de Bahía y de Brasil en general parece que vuelve a cambiar un poco la orientación, pero pronto se nos presenta una larga escena de una cantante y un grupo de música que hacen bailar un buen rato al par de aves protagonistas. Según hemos investigado, esta brasileña que canta y baila es Aurora Miranda, al parecer bastante popular en el Brasil de los años treinta, por lo que esta escena, suponemos, es una simple excusa para el lucimiento de esta artista, lo cual no quita para que resulte algo pesada y aburrida.

El clásico finaliza con el homenaje a México por parte del gallo Panchito, donde también hay diversos niveles. Algunas escenas como los niños cantando villancicos o un nuevo baile popular, esta vez a cargo de otra actriz conocida en la época, Carmen Molina, no dicen demasiado; por otro lado, es más divertida la parte en la que Donald disfruta de lo lindo en las playas de Acapulco donde, por cierto, no hay ni un solo hombre, solamente chicas jóvenes y de buen ver.

Es mencionable que tanto en Brasil como en México se entremezclan bastante bien personajes reales con los dibujos animados, efecto que no era nuevo (la propia compañía Disney ya lo había hecho en Fantasía) pero que aquí está bastante logrado y bien aprovechado.

Nosotros consideramos que este filme está un escalón por encima de su predecesor, Saludos amigos, pero no acaba de llenarnos, hubiéramos preferido o bien un documental con ligeros toques de aventura o escenas graciosas, o bien un filme en toda su regla en el que se inserten algunos datos sobre las regiones, pero esta mezcla más o menos al cincuenta por cien hace que no se pueda disfrutar del todo como ninguna de las dos cosas.


Nota:4/10.


Más Clásicos Disney pinchando aquí.

 




4 comentarios:

jota-chan dijo...

Hace mucho desde que vi esta película pero recuerdo que se me hizo entretenida (la verdad es que todo en lo que sale donald me encanta), quizas no es un clasicazo pero la recuerdo con cariño.

Café de Menta dijo...

Te pasa como a nosotros, que nos encanta Donald, jeje. Fíjate que nosotros también teníamos mejor recuerdo de esta película, pero al volver a verla no nos ha dicho tanto. Será que nos hacemos viejos, XD
Muchas gracias por comentar!!
Un abrazo!!

Javier Ramírez. dijo...

Me encanto esta película jejeje. La escena del pato Donald persiguiendo a las chicas en la playa es muy graciosa. Para ser la primera intervención de Disney en Latinoamerica esta muy bien

Saludos amigo buena entrada.

Café de Menta dijo...

Pues sí, esa escena de Donald rodeado de chicas en la playa es muy buena, y además está muy bien hecha para la época. Realmente no es la primera incrusión de Disney en Latinoamérica (ya lo hizo en Saludos amigos), aunque posiblemente sí que sea su mejor incrusión, al menos para nosotros.
Muchas gracias por comentar!!
Un abrazo!!