domingo, 1 de julio de 2012

Crepúsculo (libro)


Título original: Twilight
Autora: Stephenie Meyer
Editorial: Alfaguara
Año de edición: 2009
Número de páginas: 508

Sinopsis:
Bella Swan se muda a vivir con su padre a Forks tras las segundas nupcias de su madre en la soleada Phoenix. La tenebrosa ciudad alberga una familia vampírica que no ha podido pasar desapercibida para Bella, quien se enamora del menor de ellos, Edward Cullen. Vampiro y humana mantienen una relación amorosa que, a pesar de ser peligrosa, despierta las envidias de quienes les conocen. Pero no todos los vampiros son tan sociables como la familia Cullen, y Bella pronto se convertirá en el objetivo primordial de un grupo de vampiros de paso por Forks, peligrando su vida y la de los Cullen...

Comentario:
El lector del blog observador se habrá percatado de que he copiado directamente la sinopsis que hice de la película homónima del libro a tratar, y es que se puede decir que Crepúsculo es una de las pocas películas que he visto que sean bastante fieles a la novela de las que han sido sacadas, aunque tiene sus pequeñas diferencias para con el filme. Y créanme cuando les digo que esas diferencias se pueden quedar en insignificantes cuando en otros filmes cometen unos errores a traición para con el espectador, ya sea a nivel literario, como en Troya (que me digan en qué momento Homero narró que Aquiles se introdujo en el interior del famoso caballo para entrar a la ciudad de Troya), ya sea a nivel histórico, como en Gladiator (a pesar de ser una gran película, me resulta imperdonable que modifiquen la historia a su antojo para hacerla más comercial, pues Cómodo no sólo sobrevivió a su hermana Lucila, sino que éste la mandó asesinar). Pero no nos desviemos del tema y pasemos a tratar el libro que nos atañe.

Nosotros solemos ser partidarios de primero leer el libro y después, si se da el caso, ver la película, pero con Crepúsculo fue justo lo contrario, por lo que en el libro se puede apreciar unos matices que en la película se pierden totalmente. Resultaría difícil narrar en dos horas las quinientas páginas que componen la novela de Stephenie Meyer o cualquier otra novela, pero lo esencial está expuesto en el filme. Resulta gratificante su lectura, pues ayuda a entender varias cosas que en la película no son contadas, como, por ejemplo, el esfuerzo de Carlisle para no sucumbir a la llamada de la sangre humana, el pasado de cada uno de los miembros de la familia, e, incluso, la relación que hubo entre un miembro del clan de los Cullen y James, el vampiro rastreador que va tras Bella. El lector que haya leído Crespúsculo echará de menos en la película éstas y algunas otras cosas más, por lo que su lectura resulta imprescindible para adentrarse aún más en la historia de Bella, Edward y la familia de éste, si bien en internet hay numerosas páginas en las que tratan estas diferencias, como en ésta.

A pesar del éxito que ha obtenido la saga Crepúsculo, la autora ha sido en más de una ocasión criticada por su estilo literario, incluso algún que otro célebre escritor la ha calificado de “mala escritora”. Desde mi punto de vista, es cierto que a nivel literario no es una gran maravilla, ora por el estilo de la autora, ora por la traducción al castellano de la novela, pero debemos tener presente que el libro está dirigido a un público principalmente adolescente, sobre todo, como dijimos en la reseña de la película homónima, a jovencitas que sueñan con un amor idílico como el de los protagonistas, por lo que no podemos esperar una compleja sintaxis ni figuras estilísticas destacables. Con todo hay que decir que el libro se deja leer fácilmente, pues, a pesar de conocer de antemano la historia y cómo termina, no deja de resultar intrigante, y más que nada por conocer todos aquellos detalles que al espectador que no ha leído el libro se le escapan con la película. Yo no he podido despegarme del libro y, a pesar de sus numerosas páginas, se me hizo corto, por lo que no pude esperar a tomar el segundo tomo de la saga (nosotros lo tenemos en la edición “cofre” como se ve en la imagen), el cual no tardaré en reseñar en este blog.

Puntuación: 9/10.