viernes, 10 de agosto de 2012

Monkey Island - Special Edition Collection

Plataforma: PC - PS3 - XBox 360
Controles: Mando, ratón y teclado
Clasificación: Mayores de 12 años
Género: Aventura gráfica
Año: 2011
Jugadores: 1 jugador
Idioma: Inglés (subtítulos en español) 

Sinopsis
Guybrush Threepwood es un aspirante a pirata que llega a Melee Island con la intención de lograr su objetivo. Para ello deberá superar importantes pruebas. Pero mientras intenta aprobar este duro examen tendrá lugar en la isla un estremecedor acontecimiento: el pirata fantasma LeChuck ha llegado y ha raptado a la gobernadora Elaine. Ahora Guybrush no tendrá más remedio que ejercer como un auténtico lobo de los mares y rescatar a la mandamás de Melee de la que, por cierto, se ha enamorado por completo.

Comentario
Casi todos tenemos algo que ha marcado nuestra infancia: un disco que hemos escuchado hasta la saciedad, una película que hemos rayado de tanto visualizar... En mi caso se puede decir que los únicos recuerdos que tengo hasta los quince años delante de un ordenador son zampándome los cinco juegos de esta genial saga. Hoy trataremos sobre el origen de la historia que, afortunadamente, fue reeditado tanto para PC como para la PlayStation 3.

Lo que en apariencia puede parecer una típica historia de piratas resulta no ser tan típica, y realmente tampoco se puede considerar una historia de piratas. Es, quizá, de los primeros y mejores ejemplos del concepto de aventura gráfica: hay que manejar al personaje pero sin que esto requiera ninguna habilidad con los mandos ni celeridad sino a través de una serie de comandos que serían los que uno podría usar en la vida real: usar, hablar, tirar, empujar, dar... En cierta medida podríamos decir que sentaron la base de lo que en un futuro serían Los Sims. Eso sí, no todas las acciones son aplicables con todos los objetos o todas las personas, hay que probar hasta dar con la tecla adecuada, lo que hace que a veces pueda resultar un poco desesperante. ¡Pero si ya lo he probado todo con todo!¡Pero si ya he buscado por todos los lugares! Pues todavía falta algo por probar. Una mejoría que lleva la edición para PS3 es que tiene una opción de ayuda que te va dando pistas de forma gradual (no recuerdo que la versión inicial llevara esta opción). El usar esas pistas o no ya depende de la cabezonería del jugador.

Además de la aditividad de la trama, hay que destacar el ingenioso humor con el que se desarrollan los diálogos del juego. Las caídas de Guybrush y del resto de personajes suelen ser de lo más divertido, un humor agudo donde los haya. Y cuando el jugador debe elegir entre una serie de respuestas como continuación de la historia, no se sabe qué decidir, pues todas resultan de lo más paranoico y jocoso.

Dentro del sentido del humor no puedo pasar sin hacer mención a algo que se convirtió en el santo y seña de todos los juegos de la saga: los duelos de insultos. En la trama hay que luchar inevitablemente con otros piratas, pero nada de liarse a palos, aquí gana el que insulte de la forma más original o el que contrarreste el comentario de la forma más sarcástica. Aunque he vuelto a jugar hace poco, no había olvidado ataques como “¡Eres una mona marrana!” con su contestación “¿Es que tanto me parezco a tu hermana?”, o la famosa frase que se suelta cuando no tienes contestación adecuada al insulto de turno: “¡Tú eres cola, yo pegamento!”. No es cuestión de enumerarlos todos aquí, pero no miento cuando afirmo que la mayoría de ellos provocan risas inevitables.

Obviamente, si estamos hablando de un juego con más de veinte años pensado para ordenadores de escasa potencia comparados con los actuales, es lógico que los gráficos sean bastante pobres. Realmente en la nueva edición para PS3 no hay una mejoría muy notable en éstos. Quizá lo ideal hubiera sido un remake del juego más que una reedición. En cualquier caso este tipo de juegos no necesitan de grandes gráficos para enganchar a todo el que lo cata.

No quisiera terminar la entrada sin destacar la calidad de la banda sonora del juego. En una época en la que la mayoría de los juegos tenían músicas aburridas y repetitivas y con sonidos enlatados, aquí nos topamos con unas piezas realmente elaboradas, con unos sonidos de flauta muy atractivos y unas percusiones que evocan en ciertos momentos tonos medievales. No sería imprescindible para calificar de sobresaliente al juego, pero si además la música es realmente buena, pues añadimos un punto positivo a Monkey Island.

Quien haya tenido la ocasión de catar este juego en su versión original de buen seguro no verá con malos ojos retomarlo y rememorarlo. Y quien no lo haya hecho, mentalizándose de que se trata de un juego antiguo, podrá disfrutarlo tanto o más como uno de los de ahora, posiblemente con más enganche y carcajadas continuadas.

Nota: 9/10.


2 comentarios:

Bambú dijo...

No he jugado a este clásico pero me han hablado tanto de él y de lo divertido que es que llevo años antojada por jugarlo.

Cuando salió para ps3 quise comprarlo, pero estaba esperando a que bajara de precio. Creo que ahora no está muy caro, así que lo pediré para mi cumple, reyes o algo de eso XDD

Café de Menta dijo...

Pues si lo puedes conseguir desde luego te lo recomendamos, te vas a reír muchísimo y te vas a picar con él. A ver si los reyes magos se portan bien, jeje.
Un abrazo!!