domingo, 19 de agosto de 2012

Etimologías: "tetraclinis articulata" y "clínica"


Piña de la tetraclinis articulata
No somos muy entendidos en el mundo de la botánica, pero un familiar sí que es un auténtico fanático de todo lo relacionado con las plantas. Es por él que conocemos este curioso nombre: tetraclinis articulata. Es un pequeño árbol semejante a un ciprés que también se conoce como araar. Fue este familiar quien, sabedor de nuestra afición por la etimología, nos preguntó por el significado del nombre científico. Así pues, nos pusimos a investigar y sacamos algunas conclusiones, las cuales pasamos a exponer.

La parte sencilla es el segundo vocablo, articulata, el participio de pasado del verbo latino articulo, cuyo significado es fácilmente imaginable. En cuanto a tetraclinis, este término está compuesto primeramente por tetra-, que, como muchos sabréis, significa “cuatro”, y por  -clinis, que proviene del griego κλίνη, cuyo significado es “lecho”, “cama”. Esta palabra pasó al latín, como podemos ver en el verbo clino, que significa “inclinar”, “ladear”, “desviar”. Este mismo verbo ha dado en castellano otros como “reclinar” e “inclinar”; como sustantivos sería fácil pensar en “inclinación” o “declinación”, pero la derivación más curiosa sería la de “clínica”, que, de acuerdo a lo dicho anteriormente, se podría traducir como “que visita al que guarda cama” o “propio del enfermo”. Según el DRAE, una clínica es “el ejercicio práctico de la medicina relacionado con la observación directa del paciente y con su tratamiento”, es decir, sigue teniendo que ver con el que guarda cama que, a su vez, está reclinado o ladeado en el lecho o cama.

Por todo lo dicho anteriormente, y fijándonos en la imagen, la tetraclinis articulata debe su nombre a la forma de “cuatro lechos inclinados” que tiene su fruto.