miércoles, 1 de agosto de 2012

Sólo te tengo a ti

Título original: À la folie... pas du tout!
Dirección: Laetitia Colombani
Reparto: Audrey Tautou, Samuel Le Bihan, Isabelle Carré, Sophie Guillemin, Clément Sibony
Música: Jérôme Coullet
Año: 2002
Género: Romance. Thriller
Duración: 92 min. aprox.
 
Sinopsis
Tras haber ganado un concurso de pintura, Angélique debe preparar una serie de cuadros para exponerlos en una galería de arte, pero esta vez lo hará en casa de los Belmont, quienes se mudan a Washington durante un año y le encargan que cuide de la casa viviendo allí. Para Angélique es una gran oportunidad, pues su vecino contiguo es Loïc, un cardiólogo del que está locamente enamorada. Pero Loïc está casado y su mujer está embarazada, unos obstáculos que no detendrán a Angélique en su lucha personal por ser feliz junto al médico, a pesar de las advertencias de su amiga Héloïse y de David, un estudiante de medicina que a su vez está enamorado de la artista.

Comentario
Vimos esta película hace unos años atraídos por su protagonista femenina, Audrey Tautou, a quien conocimos por su celebérrimo papel en Amélie, aunque la sinopsis no nos atraía tanto, ya que daba la impresión de tratarse de la típica película ñoña y empalagosa de un triángulo amoroso, tema más que recurrido en cantidad de películas. Incluso cuando uno empieza a ver la película, las primeras escenas parecen confirmar nuestras sospechas. Pero justo cuando llegamos a la mitad, la película da un giro vertiginoso, otorgándole un cambio radical al guión. No deberíamos decir nada, pues cualquier mínimo detalle que pudiéramos dar estropearía la intención de la joven directora de sorprender al espectador, y desde luego con nosotros lo consiguió, pues supo engañarnos desde el principio. De hecho, nos ha costado mucho redactar la sinopsis para no desvelar nada relevante, y por eso la información que damos parece poco motivadora, pero alguna palabra clave se esconde en ella. Eso sí, es una película en la que no se puede escapar ningún detalle para poder sacarle todo su jugo.

Los actores, especialmente los dos principales, están francamente bien en sus papeles, consiguiendo transmitir las sensaciones que cada escena precisa. Hay además una serie de personajes que, si bien a primera vista pueden parecer irrelevantes y hasta prescindibles, a la larga se ve que sus papeles, por cortos que sean, tienen mucho que ver en la trama, ningún personaje sobra. La música, además, se adapta no sólo a las escenas sino a las impresiones que recibe el espectador. Incluso fuera del contexto de la película, es muy agradable de escuchar. Por otro lado, Colombani ha sabido escoger adecuadamente los planos para cada escena, pues en esta película tienen una importancia vital; una segunda visión del filme confirma estas opiniones.

Quizá esta reseña haya resultado algo escasa, pero, como hemos dicho, es muy difícil hablar de la película sin desvelar nada. En cualquier caso, hemos optado por hacerla más que a modo de crítica, para que sirva a modo de recomendación, ya que es una película poco conocida y creemos que merece algo más de notoriedad y reconocimiento.

Nota: 9/10