jueves, 29 de noviembre de 2012

Maratón Disney: La leyenda de Sleepy Hollow y el Señor Sapo

Canon de Clásico Disney: 11
Título original: The adventures of Ichabod and Mr. Toad
Dirección: James Algar, Clyde Geronimi, Jack Kinney
Reparto (doblaje): Bing Crosby, Basil Rathbone, Eric Blore, J. Pat O'Malley, John McLeish
Música: Oliver Wallace
Año: 1949
Género: Animación. Fantasía.
Duración: 68 min. aprox. 
Premios: Globo de oro a la mejor fotografía en color (1950). 

Sinopsis
El largometraje está compuesto de dos cuentos populares: por un lado se nos relata la leyenda del Señor Sapo, una fábula de un sapo derrochador y caprichoso que, a pesar de los sabios consejos de sus amigos, se mete en un buen lío a causa de su implacable interés por agenciarse un automóvil. Por otro lado, se versiona de forma infantil la historia de Sleepy Hollow en la que un nuevo maestro llamado Ic habod Crane llega a un pueblo y, a pesar de su eminente fealdad, logra enamorar a la dama más codiciada de la zona. El bruto Brom Bones, considerado como el más apuesto y principal pretendiente de la joven, no puede aceptar su derrota y hará todo lo posible por apartar al pedagogo de su camino.

Comentario
De nuevo nos encontramos con otro clásico Disney dividido en dos grandes secciones, como ya sucediera con Bongo, Mickey y las judías mágicas. En este caso las dos partes representan dos leyendas seleccionadas de Estados Unidos e Inglaterra respectivamente. Ambas historias se cuentan de forma adaptada al público infantil. En el caso de la del Señor Sapo se ve bastante apropiada y adecuada para esa versión; por contra, la de Sleepy Hollow se ha modificado bastante y se aleja considerablemente de la mayoría de versiones conocidas (no hay más que recordar la de Tim Burton, nada apta para niños).

Centrándonos en la parte del señor Sapo, se trata de una fábula al más puro estilo, con un sapo como protagonista y un topo, una rata y un tejón como sus fieles amigos, a los que se añadirá un caballo. El único humano que aparece es un tabernero que, a la larga, será el malo de esta sección. Nos ha gustado la claridad con la que están definidos los personajes: el sapo es el alocado y caprichoso de la historia, el topo es el amigo inocente y bonachón, la rata es el otro tipo de amigo, responsable y sensato, el caballo es el que siempre intenta incitar al batracio a lograr sus propósitos a cualquier precio... Además, resultan bastante graciosas las escenas de persecución, con las habituales caídas y casualidades típicas de la factoría.

Quizá la moraleja de esta parte es lo que menos nos ha convencido. Por intentar resumir vagamente la idea sin desvelar demasiada trama diremos que el señor Sapo es acusado de una ilegalidad que no había cometido, lo cual, obviamente, se prueba al final, pero termina como un héroe y como ejemplo a seguir, olvidándose de que actitudes como el derroche o la falta de responsabilidad, si bien no es nada ilegal, no son maneras de ser para inculcar.

En cuanto a la historia de Sleepy Hollow, se puede decir que comienza de una manera medianamente aceptable pero que en su avance se tuerce y se hace más paranoica e ilógica. Es un cuento esencialmente narrado, sin más que unos pocos diálogos en boca de los protagonistas, lo cual, a nuestro gusto, le hace perder ritmo. Además, se recrea mucho en poner en antecedentes al espectador y, sin embargo, deja algo corta la historia propiamente dicha.

El final, sin duda, es lo menos convincente de esta versión de la leyenda. No lo vamos a desvelar, pero, como se suele decir, está metido a puñetazos y da la impresión de que lo metieron por no dejar cabos sin atar en la historia, cosa que no nos suele gustar pero que, quizá, en esta ocasión hubiera sido una opción preferible. Reconocemos que no somos grandes conocedores de los detalles de la leyenda de Sleepy Hollow pero, casi con total seguridad, en esta adaptación se han tomado demasiadas libertades.

No es que veamos mal que se intenten hacer llegar al público más joven las historias y leyendas propias de ciertas regiones, pero es posible que en las zonas donde estas historias son desconocidas para el gran público la película no alcance a llenar a todo el mundo, que es precisamente lo que nos ha ocurrido a nosotros. No en vano, éste es posiblemente uno de los clásicos Disney menos conocidos de la factoría.

Nota: 3/10.

Más Clásicos Disney pinchando aquí.




2 comentarios:

Javier Ramírez. dijo...

No conocia la del señor del sapo. muy buen aporte un saludo.

Café de Menta dijo...

Nosotros tampoco la conocíamos, así que algo bueno hemos sacado de la película, jeje.

Muchas gracias por comentar!!

Un abrazo!!