jueves, 11 de octubre de 2012

Another year

Título original: Another year
Dirección: Mike Leigh
Reparto: Tim Broadbent, Ruth Sheen, Lesley Manville, Oliver Maltman
Música: Gary Yershon
Año: 2010
Género: Drama.
Duración: 129 min. aprox. 

Sinopsis
Tom y Gerri son un matrimonio que acaba de entrar en la tercera edad y que siguen igual de enamorados y felices que el primer día, pero los familiares y amigos que les rodean no corren su misma suerte: una compañera de trabajo que no encuentra a su media naranja, un amigo de la infancia que es rechazado una y otra vez por las mujeres, el hermano que acaba de enviudar, un sobrino que se desentiende de la familia y John, el hijo de los protagonistas, cuya novia es atacada verbalmente por dicha compañera de trabajo, pues se ha fijado en el joven John.

Comentario
La película se centra en la tranquila vida de Tom y Gerri (llamativo nombre de la pareja) a lo largo de un año, dividiendo las escenas en las cuatro estaciones, empezando en primavera. A pesar de lo que hemos descrito en la sinopsis, en ella no ocurre absolutamente nada interesante. Si acaso se salva el otoño, única parte de una sola escena, centrada en la tensión de un supuesto triángulo amoroso: Mary, que no consigue encontrar una pareja estable, durante la película se va enamorando del hijo de Tom y Gerri, al cual conoce desde que era muy pequeño y lo ha tratado como si fuera su auténtico sobrino, pero, desesperada por no encontrar un hombre que la quiera de verdad, se refugia en el cariño que éste siente hacia ella, hasta tal punto llega su desesperación. En la parte otoñal de la película John presenta a sus padres a su nueva pareja, Katherine, una simpática asistente social que causa muy buena impresión a sus suegros; en cambio, para Mary es una fuerte rival a la que intenta desfigurar la buena imagen que se estaba labrando ante la familia. La escena prometía, pero realmente no se vuelve a tocar el tema, se queda en que Gerri se enfada con su compañera por mal comportamiento pero pronto hacen las paces. Este podía haber sido un punto de partida para un buen argumento, pero hay que decir que esta escena ocurre cuando la película ya lleva más de una hora en la que no ha ocurrido absolutamente nada.

Lo mismo se nos prometía nada más empezar la película, en la que aparece una mujer destrozada anímicamente y que está siendo tratada por una terapeuta. La paciente reniega a hablar de su vida privada, mientras que la terapeuta en que su insomnio no cesara si no llegan a la raíz del problema. Parece que aquí podía haber algo de interés, descubrir qué está torturando a esta pobre ama de casa, pero se trata de una introducción al trabajo de Gerri, psicóloga, pero no volvemos a saber nada de esta intrigante paciente, flaco favor, puesto que nos crean unas expectativas que no se cumplen, al igual que ocurre con la escena anteriormente comentada.

Esta escena con la que se inicia la película sí que nos presenta la estructura que va a seguir, a saber, diálogo de pregunta respuesta. Tom y Gerri se encargan de interrogar a los distintos personajes en distintas situaciones y circunstancias, pero en ningún momento se trata de nada interesante ni relevante y, salvo el caso de Mary, sin relación alguna entre las distintas estaciones. Sólo Mary repite, y en cada estación comparte protagonismo con un hombre distinto. Además, la falta de música hace que estos diálogos parezcan eternos. Si acaso se aprecian algunas notas musicales en la presentación de cada estación; al menos estos breves fragmentos sonoros, a base de guitarra y violín, suenan bastante agradables, aunque efímeros.

En cuanto al elenco de actores, al menos para nosotros, son completamente desconocidos, y ninguno de ellos nos pareció destacable. Bien es cierto que la falta de trama hace que los papeles sean poco jugosos, pero aun así se echa en falta algo más de variedad gestual, especialmente Ruth Sheen, en el papel de Gerri, quien tiene la misma cara en un funeral que conociendo a su simpática nuera.

Vimos esta película porque la recomendaban en una página web de cine y, o bien se trata de una broma, o somos incapaces de entender el gusto por este tipo de películas sin argumento ninguno. Ésta, en concreto, se nos hizo larga, pesada y tediosa, y aún no sabemos cómo no paramos la reproducción antes de que acabara.

Nota: 2/10.


6 comentarios:

Javier Ramírez. dijo...

Aprovecho que me han dejado salir pronto del curro para visitar algunos Blogs no he visto la película y bueno no se que decir salvo que como siempre es un placer leerte.

un saludo.

Baby Peach dijo...

Hola! gracias por tu comentario y por seguirme :) Me gusta tu blog así que te sigo tb :P Ya te he afiliado, me afilias? Una cosa, cuantos sois? tengo que afiliar solo a Café de Menta, o sois varios?

Un beso, pasaré por aquí algunas días a tomarme un buen café de menta :D

Café de Menta dijo...

Javier, no te pierdes nada con esta película, así que no es menester que la veas, y, como siempre, es un placer recibir tus comentarios.

Baby Peach, gracias a ti por tus palabras y por seguirnos, te afiliamos ahora mismo. Somos un matrimonio los que llevamos el blog, pero solamente tienes que afiliar a Café de Menta. A partir de ahora tienes unos lectores más para tu blog.

Muchas gracias a los dos por vuestros comentarios. Un abrazo!!

Peter Allman dijo...

Hola, vengo del Rincón y me gustaría decirte que me ha gustado mucho el blog. Te quedo enlazado al mio y ya me pasare por aquí para saludar y poder charlar con los post.

Un abrazo y nos leemos ;)

Jaune Grenouille dijo...

Madre mía, quitáis las ganas de verla totalmente jajaja. Pues tomo nota para no hacerlo.

Café de Menta dijo...

Peter, bienvenido a nuestro blog!! Ahora mismo te afiliamos. Pásate siempre que quieras.

Jaune, si estás muy aburrida y quieres proponerte un reto puedes verla, pero por nuestra parte diremos que no merece la pena en absoluto.

Muchas gracias a los dos por vuestros comentarios!!

Un abrazo!!